Celiaquismo

¿Qué es ser celíaco?

Ya en el año 250 antes de Cristo, Areteo de Capadocia, un médico griego, describía una enfermedad a la que llamó “sufrimiento de los intestinos” ( koiliakos ), Francis Adams en 1856 tradujo este trabajo y se acuñó el termino celíaco.

En pocas palabras una persona celíaca es aquella que tiene la enfermedad celíaca o celiaquismo,  que consiste en una intolerancia permanente al gluten.

El gluten es una proteína que se encuentra en los cereales, trigo (gliadina), centeno (secalina), la cebada (hordeína) y el triticale ( un híbrido del trigo y centeno).

La avena en estado puro (es decir que no ha sido contaminada por harina de trigo) no parece relacionarse con esta enfermedad.

¿Qué provoca la celiaquía?

Genes del celíaco
La celiaquía tiene un componente genético, sin embargo no todos los individuos desarrollan la intolerancia.

Los estudios sugieren que la enfermedad celíaca es hereditaria, es decir el celíaco nace con genes que los predisponen a desarrollar la afección. Sin embargo estos genes están presentes en aproximadamente un 33% de la población, pero solo un 1% desarrolla la enfermedad. No se sabe exactamente que gatilla la enfermedad, pero hay familias en las que la enfermedad se manifiesta con mayor frecuencia, llegando a que un 10 y hasta un 20 por ciento de los familiares de un celíaco desarrollan también la enfermedad.

Se estima que un 1% de la población mundial es celíaca, aunque muchas podrían no saberlo.

¿Por qué los celíacos no pueden consumir gluten?

La enfermedad es provocada por un alto nivel de anticuerpos contra el gluten, a saber de anticuerpos anti-gliadina, anti-endomisio, anti-reticulina y anti-transglutaminasa.

 

Esta es una enfermedad autoinmune, que hasta ahora no tiene cura, y su tratamiento es evitar totalmente aquellos alimentos que contienen gluten.

Aunque sus principales complicaciones derivan de la mala absorción de los nutrientes se le ha asociado también con algunos tipos de cáncer de intestino (linfoma, adenocarcinoma).

Intestino de un celíaco
El intestino de un celíaco se ve afectado por el consumo de gluten

Cuando se consume gluten y se padece de la enfermedad celíaca los anticuerpos presentes responden y se produce un daño en el intestino delgado.

Esto a su vez produce una alteración en la absorción de los alimentos provocando una malnutrición, como anemia, osteopenia u osteoporosis y otros síntomas.

El daño de la mucosa intestinal va desde únicamente un incremento de la población linfocitaria, hasta formas avanzadas de atrofia vellositaria. digestivos y extradigestivos.

Los síntomas de la enfermedad celíaca son:

  • Diarrea crónica.
  • Pérdida de peso.
  • Deposiciones abundantes, grasientas.
  • Anemia inexplicada.
  • Dolor abdominal recurrente.
  • Gases.
  • Dolores óseos.
  • Cambios de comportamiento.
  • Calambres musculares.
  • Cansancio.
  • Retraso del crecimiento.
  • Dolores articulares.
  • Úlceras y/o sequedad en la boca. Malformación del esmalte dental.
  • Menstruaciones irregulares (generalmente por pérdida excesiva de peso).
  • Caída del cabello, fragilidad de uñas.

Estos síntomas son producidos especialmente por la mala absorción de los nutrientes que provoca el consumo de gluten, y se pueden presentar aislados o combinados.

 Es posible también que una persona celíaca no presente ningún síntoma ya que la parte no dañada del intestino podría absorber una cantidad suficiente de nutrientes.

No se conocen con certeza las causas de la enfermedad celíaca pero las causas más probables son:

  • Predisposición genética a la intolerancia. Los familiares directos de un celíaco ( hijos, hermanos o padres ) tienen un 10% de posibilidades de padecer de intolerancia al gluten también.
  • Agentes ambientales como infecciones virales o de otro tipo.
  • Se le ha asociado también con con otras enfermedades provocadas por infecciones o por factores genéticos.