Rosie, una perra detectora de gluten

La constante pregunta en la mente de un celíaco es si el alimento que vas a consumir contiene gluten. Existen aparatos para hacer un test que demora algunos minutos y son incómodos y caros. Una buena alternativa ha resultado ser entrenar perros que aprovechando su tremenda capacidad olfativa, pueden sentir el olor de este componente.

La necesidad de detección

La norma en muchos países indica que un producto que posea menos de 20 ppm. de la proteína pueden ser etiquetados como “libre de gluten”, no obstante esta cantidad podría afectar a algunas personas. El olfato de los perros entra en acción en este punto, porque es capaz de detectar cantidades aun menores en alimentos.

También es importante destacar que productos preparados en el lugar (un restaurante por ejemplo) podrían estar contaminados por una manipulación poco prolija, por ejemplo una ensalada podría haber sido preparada en una fuente que contuvo pan anteriormente.

Los resultados

Los amos de estos perros informan que sus vidas han cambiado notablemente gracias a estos perros de servicio, Lamentablemente el entrenamiento es difícil y son hasta ahora unas pocas docenas los perros que cumplen con esta labor.